La Pluma y la Espuma. Blog de la escritora Clara Asunción García

Si hay un mar, un libro o una cerveza cerca, soy feliz. Si estoy acompañada cuando eso sucede, lo soy aún más.

miércoles, 22 de mayo de 2019

"ELISA FRENTE AL MAR", LECTURA RECOMENDADA POR LAMBDA VALENCIA

Clara Asunción García


«Esta historia pone de manifiesto las diferentes maneras en las que una persona puede vivir su homosexualidad, desde la aceptación hasta el propio rechazo. Así, es una historia de reencuentros y de amistad, pero también de aceptación.»
Logo Biblioteca de Colores
El colectivo Lambda Valencia recomienda Elisa frente al mar como lectura para abordar la diversidad sexual, la homofobia y la violencia de género en alumnado de Secundaria y Bachillerato. La novela forma parte de los recursos educativos recomendados por el colectivo para «implementar con calidad la diversidad sexual, de género y familiar a la hora de educar», en  concreto en la Biblioteca de Colores para I.E.S., selección de materiales orientados a tratar temas como las familias homoparentales, la transexualidad, los estereotipos y la orientación sexual en la adolescencia.
Esta recomendación se une a la de la web TTrans-formando, que ya la incluyó entre las lecturas para tratar la diversidad afectivo-sexual en las aulas y como uno de los materiales del proyecto «Mochilas viajeras por la diversidad. Formar para Trans-formar», una iniciativa pionera que recorre los centros educativos ofreciendo recursos e información a profesorado, alumnado y familias para abordar la diversidad LGTBIQ, familiar, la identidad de género y el acoso escolar.

Puedes encontrar más información sobre «Elisa frente al mar» aquíSi  eres un instituto o cualquier otra organización y deseas incorporarla a tus planes de lectura, te invito a que leas la Propuesta de lectura para I.E.S. La novela cuenta también con un cuadernillo de actividades para trabajar en el aula, que se estructura a través del siguiente contenido temático: 

Bloque I
Diversidad afectivo-sexual.
Concienciación.
Visibilización.

Bloque II
Aceptación propia y ajena: aceptarse a sí mismx y aceptación social.
No discriminación.
Homofobia.

Bloque III
Violencia machista.

Anexo

Otras actividades.

Clara Asunción García


lunes, 29 de abril de 2019

IMÁGENES DEL ENCUENTRO DE MUJERES ESCRITORAS

EN EL CENTRE LGTBI DE BARCELONA

Clara Asunción García
Las escritoras, junto al equipo de la FELGTB

 El pasado 27 de abril se celebró en el Centro LGTBI de Barcelona el encuentro de mujeres escritoras que, enmarcado dentro de las actividades programadas por el Festival La Culta y coincidiendo con la celebración del Día de la Visibilidad Lésbica y Sant Jordi, fue organizado por el Casal Lambda, la FELGTB y la Asociación LGTB Terrassa
Logo Festival La Culta
Festival La Culta
El acto contó con la presencia de Uge Sangil, presidenta de la FELGTB, y fue moderado por Verònica Lafont RocaA la mesa, un puñado de escritoras y poetas: Mila MartínezAntonia HuertasMaría Mínguez AriasTxus GarcíaIsabel FrancSònia Moll GamboaPrado G. Velázquez y la que os escribe.
   El encuentro versó sobre la importancia de la visibilidad LGTBQ en la literatura y la necesidad de crear referentes con los que las lectoras puedan verse identificadas y representadas. Como escritora, y sobre todo como lectora, creo que es vital ver a mujeres LGTBQ protagonizando todo tipo de historias en todo tipo de géneros, independientemente de que su orientación sexual sea o no el hilo conductor de las mismas. En ese sentido, podría definirme como escritora militante, porque no solo escribo sobre lo que me gusta leer, sino que lo hago bajo una perspectiva ideológica: utilizo mis historias para visibilizar, en un intento de aportar mi granito de arena a la hora de generar esos referentes.
Clara Asunción García
El encuentro fue un rotundo éxito, por lo que no puedo estar más que agradecida por la cálida acogida y creo hablar en nombre de todas mis compañeras cuando digo que nos sentimos arropadas y apoyadas. Fue muy estimulante intercambiar impresiones, conocer los distintos posicionamientos de cada autora y, sobre todo, escuchar a las asistentes.
Podéis ver las imágenes (y un vídeo muy cortito que, aunque justito de calidad técnica, cubre su función testimonial) en este link.

lunes, 22 de abril de 2019

A MI MADRE

HOY HACE VEINTICINCO AÑOS
Clara Asunción García
Ella y yo, hace mucho

Hoy hace veinticinco años que tengo veinticinco años pero ya no una madre. Hoy ya es tanta vida con ella como sin ella. (Dentro de un puñado de mañanas, incluso podría llegar a superar su edad. Es un pensamiento extraño).

¿Les da un aire o qué?
  Mi madre era sonrisa (estratosférica), estornudos de cien decibelios (nivel perforadora eléctrica, oigan), ganchillera en serie (colchas, tapetes, bolsas para el pan, bolsitas para el almuerzo, peúcos, jerséis...), tarta de almendra (¡ese vaso incrustado en su centro para cortar radialmente perfectas las porciones!), bocadillos de queso, aceite y arena, mecedora impenitente y palillos clavados en el hígado del arroz con costra. Era Bisturí, Bisturí se quería casar, que tanto se me metió (para bien) esa jota en el alma que décadas después se la cantaría (a mi manera) a las nietas que no llegó a conocer. También era Sofía Loren (un poco) y Penélope Cruz en Dolor y gloria (otro poquito. ¡Que no me pasé yo toda la película con la mirada clavada en esa melena, mare!) y repelá, de las que les contaban los pelos a la cola del caballo. Un día se le puso todo el peso del mundo sobre la espalda y ya no lo pudo soltar, y aunque a partir de ahí fue más despacito, fue. Porque siempre adelante.

Nos llamaba cachitos. (En realidad, se lo decía a todxs lxs niñxs, pero como lxs únicxs con denominación de origen éramos sus hijxs, no había riesgo de pelusilla). Llevo su nombre (el segundo) y escogí publicar con su apellido. Clara García probablemente habría sido más comercial y fácil de recordar, pero quise llevármela a todas partes conmigo (y a todas partes se ha venido).  [Pero no me llaméis por el nombre compuesto, que así es como se dirigía a mí cuando había hecho algo malo y es escuchar Clara Asunción y pensar que me la he cargado. Si era Clara Susi, todo  bien].
Clara Asunción García
Todo ok. Aquí, de su puño y letra

Cuando murió, y me quedaba a solas en casa, la llamaba en voz alta, porque era terriblemente consciente de que jamás podría volver a usar esa palabra («mamá») con propiedad. (Y también porque… ¿y si algún día contestaba?).

Está en el Mediterráneo (por lo que suelo ir a verla muy a menudo). Hace veinticinco años no era tan habitual, pero ella así lo quiso (A mi deixeu-me a la mar) y allí la llevamos. Lo hicimos desde una tabarquera y no sé si esto que voy a decir será muy correcto, pero… fue hasta divertido. (O al menos así se ha quedado en mi memoria, que ya sabemos lo caprichosa que es a la hora de catalogar). Veréis: hubo vomitonas por el vaivén de las olas (ese abril de hace un cuarto de siglo también salió grisón y zozobrado), una grabación en vídeo (sí, el amerizaje de mi madre está grabado), una de mis tías hablándole con mucho sentimiento a la bolsa con las cenizas (de verdad, tía, me encantó eso), gaviotas espídicas que creían que lo que estábamos lanzando eran palitos de cangrejo y no los restos incinerados de una señora de cincuenta y siete años y (esto os va a encantar) cata de cenizas. (Quizás, ejem, habría sido conveniente lanzarlas en la misma dirección en la que soplaba el viento y no en contra…).

Ella, hace muchísimo más
Soy consciente de que esto que os voy a contar puede ser, o muy horroroso o definitivamente desternillante. (A estas alturas ya habréis adivinado que escojo lo segundo. Siempre). Es que… ¿qué coño puedes hacer cuando se te desparrama tu señora madre por abrigo, pelo y cara, eh? Pues justo, justo lo que estáis imaginando...
[Solo diré una cosa: desde el veintitrés de abril de 1994 sé empíricamente que sabemos saladitxs. (Si es alimento procesado no consta como canibalismo, ¿no? De todas formas, si  algo así está penado, que sepáis que ya habrá prescrito)].

Veintitrés de abril… Es cuanto menos curioso que, siendo escritora, cada vez que llega el Día del Libro piense más en una alfombra de flores sobre el mar, una panda de gaviotas histéricas y mamá en mis labios, que en mi oficio. Pero una cosa os voy a decir: son intrínsecos, porque mi madre es uno de los elementos transversales en mi obra; está presente, de forma más o menos explícita o implícita, en todas mis historias. (Lo que se dice a cachitos, vaya): justamente, así es como la madre de Cate, Suzetta —un guiño al nombre de Asunción*— la llama en Los hilos del destino. O su apelativo familiar, Chonín, en el relato ¿Te lo puedes creer? La fecha de su cumpleaños (28 de octubre) en el nombre del hospital en Tras la coraza. El segundo nombre del personaje de Cate Maynes (Simone. El de mi madre era Simona). El sentimiento que verbaliza el personaje de Sara en La perfección del silencio (-¿Recuerdas qué dijiste cuando murió tu madre? -Que el mundo se había acabado). Y, sobre todo, sobre todo, el dolor en Elisa frente al mar...**

Ella, así ya para siempre
  Sin embargo, su recuerdo siempre se convierte en sonrisa. Porque solo lxs buenxs duelen y con lo que hay que quedarse es con las razones de ese dolor. Y esas siempre, siempre nos harán sonreír.
  Como ella.
Mi madre, hoy. (Al fondo, a la derecha)

Bonus track I: la grapadora y las doscientas sesenta y cuatro supervivientes.
Clara Asunción García
Las doscientas sesenta y cuatro
Esa grapadora que veis ahí era suya, fue una de las cosas con las que me quedé, junto a chorrocientas cajas de grapas. Solo queda ese puñado. Estoy a doscientas sesenta y cuatro grapas (si no me he descontado) de que algo que ha perdurado por encima de la ausencia física desaparezca definitivamente. Y es una tontería, pero, mira, ahí ando, contando (con ayuda de una lupa, que la edad no perdona) las grapas que quedan. No sé, tal vez cuando llegue ese momento le dedique también un post a la vieja grapadora...

Bonus track II: el microchip interplanetario.
Pasaporte a Marte
¿Os había dicho que mi señora madre está en el Mediterráneo? Bueno, pues también un poquito en Marte. Cuando la NASA envió el robot InSight a ese planeta, en su interior llevaba un microchip con un puñado de nombres de terráqueos (como unos dos millones y medio, nombre arriba, nombre abajo) y entre ese puñadito está el de ella. Os aseguro que nunca había seguido con tanto interés el aterrizaje de uno de esos cacharros...

-------

*[Pero, a diferencia de lo que le pasa a Cate con su madre —... Esa madre mía que adoraba y me enervaba a partes iguales— yo solo la adoraba.Y no, la de verdad no daba pellizcos de monja, por si os lo estáis preguntando].

**[Quizás va a ser cierto eso que dicen de que lxs escritorxs siempre estamos hablando de nosotrxs mismxs...].

miércoles, 10 de abril de 2019

RELATO

LAS COSAS QUE HACEN CLINC POP

Clara Asunción García
Portada de "Las cosas que hacen clinc pop"

Un bibliocafé, una librera muy observadora, una clienta habitual, Terry Pratchett, Star Trek, pantalones color vino, pintas de Fuller’s London Porter y cosas que hacen clinc pop. 
Libros y cerveza son los elementos del decorado con los que se entreteje un relato romántico en el que los gustos y las aficiones comunes tendrán mucho que ver con la alteración de la frecuencia cardíaca de una de las protagonistas. ¡Bienvenidxs al Birras and Books!
Podéis haceros con este relato en Amazon (0,99€). 



Si deseas leer gratuitamente las primeras páginas del relato (vista previa), o comprarlo directamente, pincha en el botón correspondiente de la siguiente imagen:


viernes, 5 de abril de 2019

AUDIO DE MI INTERVENCIÓN

EN EL ENCUENTRO "MUJERES QUE ESCRIBEN LGTBQ"

Clara Asunción García
Con el resto de mis compañeras, en el acto.
Aquí tenéis el audio de mi intervención en el encuentro «Mujeres que escriben LGTBQ», que tuvo lugar en Valencia el pasado 3 de abril, en la Universidad Europea de Valencia. La calidad no es la más óptima, pero creo que se escucha bastante bien.
Desde aquí, agradecer vuestra presencia a todxs lxs que nos acompañasteis esa tarde y que hicisteis que el acto fuese todo un éxito.




sábado, 30 de marzo de 2019

ENCUENTRO LITERARIO

MUJERES QUE ESCRIBEN LGTBQ


El próximo 3 de abril celebraremos un encuentro literario en la Universidad Europea de Valencia. Charlaremos sobre nuestras novelas y poemas, nuestra experiencia con la literatura y la importancia de que la narrativa lgtbq conquiste espacios, estanterías y el imaginario colectivo. ¿Os apetecería escucharnos?
  Al final del acto habrá una lectura de poemas, amenizada por la violinista Patricia García.
Cuándo 👉 miércoles 3 de abril - 18:30h.
Dónde 👉 Universidad Europea de Valencia - Edificio C - Aula C31.
Quién 👉 Eley GreyMila Martínez, Paloma InsaLupe Bohorques y yo misma.
Organiza: Club LGTBQ+ Universidad Europea de Valencia.

  Universidad Europea de Valencia
C/ General Elio, 2
Valencia
[Entrada libre hasta completar aforo].

jueves, 21 de marzo de 2019

CITA LITERARIA EN BARCELONA

ENCUENTRO DE MUJERES ESCRITORAS

Encuentro de Mujeres Escritoras - Clara Asunción García
Cartel del Encuentro de Mujeres Escritoras

¿Qué tal si nos vemos el 27 de abril en Barcelona? Ese día, dentro de las actividades programadas por el Festival La Culta, y coincidiendo con la celebración del Día de la Visibilidad Lésbica y Sant Jordi, el Casal LambdaFELGTB y la Asociación LGTB Terrassa han organizado en el Centro LGTBI de Barcelona un encuentro de mujeres escritoras en el que se hablará sobre la visibilidad lésbica en la literatura.
Logo Festival La Culta
Festival La Culta
El acto, moderado por Verònica Lafont Roca, constará de una ponencia a cargo de la historiadora y crítica de arte Elina Norandi, y una mesa redonda en la que participaremos varias escritoras y poetas: Mila MartínezAntonia HuertasMaría Mínguez AriasTxus GarcíaIsabel FrancSònia Moll GamboaBrigitte VasalloPrado G. Velázquez y la que os escribe.
Cerrará el acto Uge Sangil, presidenta de la FELGTB.
La entrada es libre hasta completar aforo. Tenéis más info en: cultura@felgtb.org.

SÁBADO 27 DE ABRIL - 17:30H
CENTRO LGTBI DE BARCELONA

sábado, 2 de marzo de 2019

VÍDEO DE LA PRESENTACIÓN DE LAS MOCHILAS VIAJERAS

PROYECTO EDUCATIVO PARA LA VISIBILIZACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN DE LA DIVERSIDAD LGTBIQ EN LAS AULAS

Clara-Asuncion-Garcia
Presentación en Alicante del proyecto «Mochilas viajeras por la diversidad. Formar para Trans-Formar» -
Con Chelo Oliva, presidenta de ALGTB Benidorm, y Rocío Hernández Zambrano, autora del proyecto.
   
   El pasado jueves 28 tuvo lugar la presentación del proyecto educativo «Mochilas viajeras por la diversidad. Formar para Trans-Formar» en el Salón de Actos de la Facultad de Educación de la Universidad de Alicantecon la presencia de su autora, Rocío Hernández Zambrano, y de Chelo Oliva, presidenta de Algtb Benidorm.
Presentación en Alicante del proyecto  «Mochilas viajeras por la diversidad. Formar para Trans-Formar»
Rocío Hernández Zambrano, autora del proyecto.
El proyecto consiste en dotar a los centros educativos de recursos y materiales para que se trabaje, se visibilice y se sensibilice sobre la diversidad LGTBIQ y, con ello, prevenir el acoso escolar por orientación sexual, identidad y expresión de género.
Es vital que los niños y las niñas crezcan en un entorno seguro y libre de prejuicios y estereotipos, sensible a su realidad, con lo que sienten y cómo se sienten. Necesitamos una sociedad que los ampare, que eduque en valores, en respeto, y uno de los pilares fundamentales para lograrlo son las escuelas. Porque la educación es la respuesta, la educación es la base para construir una sociedad rica, inclusiva y justa. Formemos a un niño, a una niña, en la riqueza de lo diverso y tendremos el día de mañana un adulto completo y complejo.
Clara-Asuncion-Garcia
Presentación en Alicante del proyecto
«Mochilas viajeras por la diversidad. Formar para Trans-Formar».
A mí, personalmente, me parece vital que estos proyectos se integren en el sistema educativo, para lograr esa sociedad rica y justa a la que todas y todos debemos aspirar, pero, sobre todo, para que ningún niño, ninguna niña, pierda nunca su voz y por desgracia, en algunos casos, hasta la vida.
Si os apetece conocer más a fondo este proyecto, os invito a que veáis el vídeo de la presentación, que fue emitida vía streaming, y también a visitar la página de Rocío, Ttrans-Formando.
--------
Rocío Hernández Zambrano es maestra, aunque actualmente ejerce de asesora de Formación del Ámbito de Primaria en el Centro de Profesorado Cuevas- Olula (Cuevas del Almanzora, Almería). Entre sus titulaciones cuenta con una Licenciatura en Psicopedagogía, una Diplomatura en Educación Social y un Máster en Sexualidad e Igualdad de Género. Entre otras, ha realizado formaciones relacionadas con diversidad afectivo-sexual, familiar, identidad de género, acoso escolar, educación sexual y planificación familiar  y atención a la diversidad, y ha sido ponente en el III Festival de Cine Internacional LGBTIQ del Centro Cultural Niemeyer y en distintas jornadas de igualdad y diversidad.
Más información sobre Rocío en su Facebook y su Twitter.

Clara-Asuncion-Garcia
Presentación en Alicante del proyecto
«Mochilas viajeras por la diversidad. Formar para Trans-Formar».

jueves, 28 de febrero de 2019

PRESENTACIÓN DE LAS MOCHILAS VIAJERAS EN ALICANTE


FACULTAD DE EDUCACIÓN DE LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE


Cartel de la presentación del proyecto Mochilas Viajeras
Cartel de la presentación del proyecto Mochilas Viajeras


Esta tarde tendrá lugar en Alicante la presentación del proyecto educativo Mochilas viajeras por la diversidad. Formar para Trans-FormarSerá en el Salón de Actos de la Facultad de Educación de la Universidad de Alicante, con la presencia de su autora, Rocío Hernández Zambrano, y de Chelo Oliva, presidenta de Algtb Benidorm.

El proyecto consiste en dotar a los centros educativos de recursos y materiales para que se trabaje, se visibilice y se sensibilice sobre la diversidad LGTBIQ y, con ello, prevenir el acoso escolar por orientación sexual, identidad y expresión de género.

Si estáis interesadxs pero no podéis asistir, en este link podréis seguir el acto en directo, a partir de las 18h00. Posteriormente, tendréis el vídeo colgado en ese mismo link para verlo en diferido.
El acceso es libre hasta completar aforo y el acto está dirigido tanto a docentes, alumnado de Grado de Magisterio, Educación Social y Trabajo Social como a familias y público en general.



lunes, 28 de enero de 2019

LA LITERATURA COMO HERRAMIENTA DE VISIBILIZACIÓN

VISIBILIZACIÓN DE LA DIVERSIDAD LGTBIQ A TRAVÉS DE LA LITERATURA EN LAS AULAS

Clara Asunción García y Eley Grey
Imagen de la mesa redonda. A la derecha, la escritora Eley Grey


El pasado 22 de enero participé, junto a la también escritora Eley Grey, en una mesa redonda sobre la visibilización de la diversidad LGTBIQ a través de la literatura en las aulas, dentro de las actividades formativas dirigidas a profesorado y familias sobre Diversidad afectivo-sexual, identidades trans y diversidad familiar. Acoso escolar LGTBfóbico. Intervención en las aulas, organizadas por el CEP Cuevas-Olula de Almería, con asesoría de Rocío Hernández Zambrano. En esa mesa redonda tratamos de responder a la pregunta de por qué es importante que las historias donde se refleja esa diversidad se tengan en cuenta a la hora de elaborar los planes de lectura de los centros educativos.
Hay dos respuestas a esa pregunta. La corta es, simple y llanamente, porque el colectivo LGTBIQ existe, y su realidad debe tener representación en los libros y cuentos que se leen en las aulas. Como respuesta larga tendríamos la necesidad e importancia de que estas historias sirvan para que, por un lado, el alumnado LGTBIQ se sienta reflejadx, y, por el otro, el no LGTBIQ interiorice esa realidad desde la naturalización. La visibilización es fundamental para lograr la normalización, ya que con la normalización se desactiva la sinrazón del acoso y la discriminación.
Cuando eres niñx no estás capacitadx para gestionar esa sinrazón, no sin las herramientas adecuadas. Ser un/a menor LGTBIQ y crecer con una percepción social negativa fruto de la LGTBfobia te hurta la posibilidad de sentirte parte del todo, te arrincona, te hace sentirte el diferente, la señalada. Y no encontrar ese reflejo positivo que te diga: «Tranquilx, no pasa nada. Eres así y lo que estás sintiendo está bien, tú estás bien», es una de las sensaciones de desamparo más terribles que se pueden sentir. Y estamos hablando de una de las etapas vitales de nuestra formación como personas: la del desarrollo del ser, del quién y cómo somos.
Clara Asunción García
Mesa redonda sobre literatura LGTBIQ en las aulas
¿Y eso lo va a solucionar un libro?,  os preguntaréis. ¿Tan importante puede llegar a ser una historia de ficción en la conformación del ser? Pues de nuevo hay una respuesta corta y sencilla: sí, rotundamente sí. No sé si os podéis hacer una idea de lo que implica, a un nivel psicológico y emocional, crecer con todo tipo de referentes, tanto en el plano real como en el de la ficción, sea en la literatura, la música, el cine, la televisión, o cualquier otro ámbito. Para comprenderlo os invito a que leáis el artículo de Víctor López G., que lleva por título «Por qué es importante que haya representación LGTBI en el cine (y otras artes)». Os aseguro que responderá a esas preguntas de un modo meridiano.
Es vital que lxs niñxs, tanto si son LGTBIQ como si no, crezcan con referentes positivos y normalizados de todas las realidades, y es fundamental que ese reflejo lo encuentren en las escuelas. Porque uno de los fines de la educación es formar a futurxs ciudadanxs, educarlxs para vivir en sociedad.
Los datos avalan una realidad terrible: el 60% de adolescentes ha presenciado agresiones homófobas en su instituto, y el bullying a menores LGTBIQ lleva al 43%de quienes lo sufren a plantearse el suicidio. Estas cifras, unidas al hecho de que se observe un repunte de agresiones a manos de adolescentes, hacen que se disparen todas las alarmas. La LGTBfobia es una lacra. Pero se puede erradicar. Se puede, formando desde las primeras etapas educativas. Porque la educación es la respuesta, la educación es la base de una sociedad plural, inclusiva y justa. Forma a un/a niñx en la riqueza de lo diverso y tendrás un adulto completo y complejo. Necesitamos una sociedad que eduque en valores y en respeto, y la literatura es una herramienta perfecta para ayudar en esa tarea. Porque la literatura, y la cultura en general, tiene la responsabilidad de erigirse en herramienta de transformación social. Hay que combatir la discriminación antes de interiorizarla, y referentes naturalizados sobre transexualidad, familias homoparentales, parejas del mismo sexo, o cualquiera de las realidades LGTBIQ, ayudan a prevenir situaciones de acoso y exclusión.
Yo escribí «Elisa frente al mar» desde un sentimiento de pérdida, de sentir que mi vida no había sido como debería. A causa de mi propia ignorancia acerca de lo que me ocurría, pero, por encima de todo, de los prejuicios de los demás y de la imagen que esos demás tenían de la gente que era como yo. Luchemos para que lxs niñxs de hoy no crezcan con esa pérdida, hagamos que las escuelas sean espacios seguros y libres de prejuicios y estereotipos, usemos todas las herramientas a nuestro alcance para lograrlo.
La literatura es una de ellas. Porque leer no es tan solo un modo de evasión, sino también de formación, reflexión y concienciación.