La Pluma y la Espuma. Blog de la escritora Clara Asunción García

Si hay un mar, un libro o una cerveza cerca, soy feliz. Si estoy acompañada cuando eso sucede, lo soy aún más.

viernes, 31 de julio de 2015

EL EBOOK DE "LOS HILOS DEL DESTINO", EN LAS PRINCIPALES WEBS DE AMAZON


YA DISPONIBLE



Sí, en Japón también


  Ya puedes hacerte con la segunda entrega de Cate con un solo golpe de click en las principales webs de Amazon en todo el mundo:


Amazon México: http://bit.ly/1gssb7w

Amazon Reino Unido:http://amzn.to/1UbpxkR

Amazon Alemania: http://amzn.to/1MxTola

Amazon Francia: http://amzn.to/1UbpIN2

Amazon Italia: http://amzn.to/1MxTv0j

Amazon Japón: http://amzn.to/1JUWDhC

Amazon Canadá: http://amzn.to/1MB0Ixu

Y, por supuesto, Amazon España: http://amzn.to/1KDdlb5

jueves, 30 de julio de 2015

HAZ DEPORTE, MUEVE TUS PUPILAS

CON CATE MAYNES


  No voy a volver a insistir en lo de que hace calor (pero lo hace. Mucho), y no sé yo si la sugerencia esta vez para mover las pupilas no va a contribuir a subir aún más esa temperatura. Que seguro. Porque es Cate. Cate Maynes. Y Cate como que sube la temperatura a su paso. No es culpa suya, fue la vida. Que si una bala en el cráneo de su cuñado, que si las presiones de la Zorra Pomposa de su suegra, que adiós a su trabajo de policía, que si la mujer de su vida rompiéndole el corazón… Cosas así.
  Eso fue más o menos lo que la convirtió en una imbécil (con cuatro emes, be mayúscula y ele en cursiva, por favor). O, al menos, eso es lo que piensa Caroline, una especie de madre putativa que vela por ella en Océano, ciudad en la que recaló una Cate desmantelada, enzorrada, pegada a una botella y con el corazón desconchado. Hay mucha más gente en Oceáno que más o menos la quiere. Está Leng, que anda siempre ocupado en orgías con mulatos. Y Geppo que, aunque le llame Cabeza de Chorlito, se preocupa por ella. Y Marie, la guapa Marie, que le suministra los sobrecitos de mayonesa a espaldas de Caroline. Y Dolimon, Mimí…
  Un puñado, sí.
  Pero, bueno, imbécil y todo, se las apaña. Al menos, trabaja. O algo así. No es muy buena en lo suyo, la verdad sea dicha. Su técnica de trabajo es a veces todo un despropósito. Es detective privada. Sí, lo sé: cliché total. Ella misma lo reconoce, al principio del relato “Un perro llamado Úrsula”:

Me llamo Catherine S. Maynes y soy detective privada. En realidad no debería decir “soy”, sino “trabajo como”. Una solo debería ser aquello para lo que nació.
Y yo no nací para esto.
Veréis, soy detective privada por cliché, que lo sepáis. Lo confieso, aquí y ahora. Cumplo con todos y cada uno de los requisitos, a saber: expolicía, oscuro suceso en el pasado, corazón hecho añicos por una bella dama y botella de alcohol como muy mejor amiga
A poco que me descuide amaneceré un día de estos en blanco y negro; me lo veo venir.
Sabed, también, que me considero una jornalera de la lupa. Una jugadora de segunda división de la liga investigadora. No lo llevo en la sangre, qué le vamos a hacer. No tengo un instinto especial, ni me mueve ninguna especie de servidumbre vocacional por hacer de la sociedad un lugar mejor. Simplemente, llegué a ello después de tropezar de forma harto estrepitosa en mi otra vida.

Al menos, es sincera, ¿no? Debe de ser una de las pocas virtudes que tiene (no, beberse seis cervezas, dos licores de crema de orujo y cuatro chupitos de una tacada no lo es. Por mucho que se empeñe ella). Pero la verdad es que hace lo que puede. Y a veces le sale bien, como en esa investigación del perro llamado Úrsula, cuyo dueño (un niño de doce años llamado Otis y que, por decirlo suavemente, era “de porte deslucido”. O sea, feo de narices) contrata a Cate en el que sería el primer caso de su carrera como investigadora privada (ajá. NO fue “El primer caso de Cate Maynes” su, valga la redundancia, primer caso. Fue el del asesinato de un perro macho con nombre femenino. ¿Cómo te quedas? Pues eso).
Pero otras veces no le sale tan bien, como en el relato “El camino de su piel”. Nada, nada bien. Ella, que tan buena intención le pone a todo, y solo para acabar vapuleada emocionalmente. Y, claro, se le vuelve a desconchar el corazón y a hartarse de chupitos y a dar bandazos de aquí para allá.
Todo eso sucede antes de conocer a Micaela. Ah, Micaela. ¿Qué decir de ella? Que una de las primeras cosas que le hizo Cate fue chuparle los deditos del pie (lo hizo, sí. Léelo aquí: http://bit.ly/1DcxEsW). Que es rubia, la curva de su espalda es deliciosa y es dueña del Sappho, un local de ambiente para chicas en Océano. Y algo más. Algo “peculiar”. Pero ya, si eso, te encargas tú mismx de averiguar qué es. Lo harás si te lees “El primer caso de Cate Maynes” (que ya sabemos todxs que no fue, exactamente, su primer caso. Que el primero fue el del chuchicidio, pero que, claro, quedaba mucho mejor, dónde iba a parar, que tu primer caso fuese uno en el que estuvieran implicados oscuros chantajes, intrigas familiares, citas clandestinas en cuartos oscuros y mujeres de ocupaciones peculiares).
Tampoco es que le fuera mejor en sus siguientes casos. En el de “Los hilos del destino”, por ejemplo, todo es un follón. Un día le entra en el despacho un tío desmemoriado y, mira, se le enreda todo hasta límites insospechados (incluida su vida personal). Qué le vamos a hacer. Cosas de ser una desmantelada de la vida y detective de segunda división.
En fin, todo eso. Yo ya he avisado. Que Cate da calor. Y muchas cosas más, cosas de las que tienes más información aquí: http://catemaynes.blogspot.com.es/. Podrás leer primeros capítulos, e incluso la versión corta y gratuita de uno de los relatos.
Y que nada, lo de siempre. Gracias por tu atención y:


Be happy (total, pá lo que vamos a estar aquí...)


#‎HazDeporteMueveTusPupilas






miércoles, 29 de julio de 2015

EL EBOOK DE "LOS HILOS DEL DESTINO", TAMBIÉN DISPONIBLE EN AMAZON

EN LA WEB ESPAÑOLA, AMAZON.ES


  Ya está disponible también la versión digital de “Los hilos del destino” en Amazon.es.
  Podéis encontrarla en este enlace:  http://amzn.to/1DO1381

#LosHilosDelDestinoEbook

martes, 28 de julio de 2015

"LOS HILOS DEL DESTINO", YA EN EBOOK

EN LA WEB DE LA EDITORIAL EGALES




  Por fin puedo anunciar la salida en digital de la segunda entrega de Cate Maynes, "Los hilos del destino".
  Su disponibilidad en las webs de Amazon y Apple tardará aún un poquito, pero desde YA lo podéis adquirir en la web de la Editorial Egales, pinchando en este link: http://bit.ly/1JrHloI
  Muchísimas gracias por la infinita paciencia que muchxs de vosotrxs habéis tenido esperando su salida.

lunes, 20 de julio de 2015

HAZ DEPORTE, MUEVE TUS PUPILAS

CON "LA PERFECCIÓN DEL SILENCIO"




  Hace calor. No hace falta que venga ningún/a listillx (tipo yo) para decírtelo. Hace calor, y es lo que hay. Intentas combatir el nivel cocción de tu piel echándote a la piscina (si la tienes), al mar (si hay uno cerca, aunque sea chiquitín, tipo el de Mármara, que es el más pequeño del mundo, pero que seguro que aún tiene sitio para ti y tu colchoneta de Lacasitos), o metiendo directamente la cabeza bajo el grifo del lavabo (que es lo que la mayoría de lxs mortales tenemos más a mano).
  Sabes que es inútil, porque no puedes quedarte a remojo hasta el 1 de octubre (o noviembre, o diciembre, que al paso que vamos con el cambio climático celebramos el solsticio de invierno en chanclas. Al tiempo, majxs). Asúmelo: el nivel de cocción va a continuar en cuanto la última gota sobre esa recalentada piel sea absorbida por la temperatura ambiente.
  De acuerdo, te queda la opción de quedarte a cubierto, bajo el compasivo chorro de aire acondicionado o ventilador de turno. Y aquí es donde llega el dilema: ¿qué hacer, en plena canícula, metidx en casa, mientras en el exterior las fuerzas caloríficas elevan el asfalto a nivel tostada?
  Bien, tienes varias opciones:
·  Ver “Sálvame” (esta la he puesto primero para librarte de ella cuanto antes y aumentar el efecto bondadoso, por comparación, de las siguientes)
·        No ver “Sálvame” (pero seguir sin saber qué otra cosa hacer)
·   Jugar a cartas (mierda, no es posible. Estás solx y hacer trampas contra ti mismx jugando al solitario te tiene sumidx en un vaivén de conciencia con el que ya no puedes lidiar)
·   X (eso en lo que estás pensando no te apetece porque hace demasiado calor y, total, solo te ocupará unos cinco minutos)
·        Leer. Oh, has llegado al punto clave, el quid de la cuestión y la razón por la que yo esté aquí redactando estas líneas. ¡Leer, claro! ¿Cómo no se te había ocurrido antes? Es fácil, cómodo, no tienes que moverte del sitio y, encima, te puede distraer de la apabullante canícula. ¿Y qué podrías leer? (ahora es cuando recuerdas que estás en el blog de Clara Asunción García, y te viene a la cabeza la imagen que acompaña este post).

  En efecto, “La perfección del silencio”. Es un libro. Una historia. Una intriga romántica. Pasan cosas. Algunas son malas. Otras, más divertidas:

  Maca me besó. Su boca buscó con delicadeza la mía, se detuvo y se echó ligeramente hacia atrás, interrumpiendo el beso. Yo abrí los ojos y la miré, extrañada y perturbada por que se hubiera detenido. Pero ella esbozó una sonrisa y volvió a inclinarse hacia mí, aferrando mi nuca. El tacto sobre mi piel hizo que me recorriera un escalofrío de arriba abajo. Cuando estuvo segura de que su avance era bien acogido, profundizó en el beso, logrando que emitiera un pequeño gemido que murió en sus labios. Tomé la iniciativa y cogí su cara entre mis manos. Ahora fue ella la que gimió. Detuvimos el beso poco a poco. Maca retuvo su mano en mi nuca y acarició mi barbilla con el pulgar, sin decir nada, solo mirándome con intensidad. Después se echó hacia atrás. La miré, rendida, y permanecimos así largos segundos.

   Así que estás en casa, relativamente fresquitx, has superado con valor y arrojo la tentación de ver “Sálvame” y solo quieres olvidarte de que ahí fuera, tras las ventanas, el mundo se está cociendo. Tienes la posibilidad de olvidarte del #ModoCangrejoOn con una novela y es lo que vas a hacer.  Esa novela, por supuesto, ha de ser la que tenga cositas como el fragmento anterior, y esa es, te lo he dicho ya, “La perfección del silencio” (porque si no, sinceramente, no sé qué coño haces aquí, leyendo esto).
  ¿Cómo hacerte con ella? ¿Dónde conseguirla? ¿De qué va, más allá de que pasan cosas malas y buenas? ¿Quién coño es Maca? ¿La de Hospital Central? ¿La autora le puso ese nombre al personaje de la novela en homenaje/guiño al de la serie de televisión*?
  Pues todas estas preguntas (y más, como la posibilidad de leer el primer capítulo, por si al final resulta que es infinitamente más interesante ver “Sálvame”, o saber qué han opinado de ella lectorxs que ya se han adentrado en sus páginas), lo puedes encontrar entrando aquí: http://laperfecciondelsilencio.blogspot.com.es/
  Espero haberte convencido de que te asomes a la que es la primera novela que escribí (aunque saliera publicada después de una tal Cate ImmmmBécil Maynes).
   Si la lees, y Sara, Maca y compañía logran hacerte olvidar por un momento qué se siente siendo una patata en un olla, me doy por satisfecha.
   Gracias por tu atención, y recuerda:


Be happy (total, pá lo que vamos a estar aquí...)

*la autora dice "Sí".

#HazDeporteMueveTusPupilas



sábado, 18 de julio de 2015

"ASOMBROSO, DOLOROSO, FASCINANTE"

OPINIÓN DE UNA LECTORA SOBRE "ELISA FRENTE AL MAR"


   Muy afortunada de tener lectoras así. Gracias, Serendy.

lunes, 13 de julio de 2015

HAZ DEPORTE, MUEVE TUS PUPILAS

CON "ELISA FRENTE AL MAR"



 Visita la página de "Elisa frente al mar" (http://elisafrentealmar.blogspot.com.es/) para leer el primer capítulo, conocer las opiniones de sus lectorxs, ver los escenarios del libro o saber dónde puedes adquirir la novela, tanto en español como en su versión francesa.

#HazDeporteMueveTusPupilas

jueves, 9 de julio de 2015

ESTE VERANO, IMBÉCILES, LIBRERAS MEDITERRÁNEAS Y MUJERES FRENTE AL MAR

ENCUÉNTRALAS EN ESTAS HISTORIAS


  Hace calor (mucho) y estás trabajando. O hace calor (mucho, insisto) y estás de vacaciones. Durante estas fechas, la mitad de la población se identificará con lxs primerxs, y la otra mitad, con lxs segundxs (pero, todxs, con lo que hay entre paréntesis, seguro).
  Sea cual sea el equipo en el que sudes la camiseta (al fin y al cabo, en la segunda mitad del partido ya habrás cambiado de bando), no dejes de observar los consejos de lxs expertxs para estas fechas:
  No olvides hidratarte constantemente (se refieren a esto):



  (pero tú solo piensas en esto):

Yo también pienso en esto, lo confieso

    No salgas en las horas más calurosas del día (sí, las cuatro de la mañana yo creo que está bien).
    Haz comidas ligeras (no, el helio no es nutritivo. Por si te lo estás preguntando).
    Evita hacer deporte en las horas centrales del día (ellxs creen que estás por la labor de machacarte con esto):



    (pero tú y yo sabemos que en lo único que piensas es en levantamiento de jarra y copichuela, y en carreras de pinchitos).
  Bien, pues ya estás hidratadx, a cubierto en un lugar fresco y con el estómago en nivel felicidad DEFCON 5. ¿Qué más puedes hacer para mejorar eso? (esto no te lo dirán lxs del Plan Nacional de Acciones Preventivas contra los Efectos del Exceso de Temperaturas, así que lo haré yo): darle una tapita de relax a tu cerebro (esa cosa metida en tu cráneo y que dicen que se parece a una nuez, pero donde yo solo veo un enorme intestino apretujao hecho bola ). ¿Y en qué podría consistir esa tapita? Pues mira, si te apetece, estés con los pies metidos en el agua de una piscina, remojándote como una albóndiga en el mar o hayas acabado tu jornada laboral y el trío sofá+libro+bebida refrescante (a elegir por la/el usuarix) te parece el mejor de los planes, podrías hincarle el diente (cerebral) a este libro: “Elisa frente al mar”.
  ¿Qué lleva esta tapita? Pues depende del paladar. Unxs dirán que habla del primer amor, de la aceptación de uno mismo, de la aceptación por parte de los otros, de anhelos y esperanzadas, de desamores y desilusiones”. Otrxs, que de pasiones profundas y reales”, y otrxs dela amistad, el difícil camino de la vida, el machísimo, el mirar para otro lado y sus consecuencias”.
  Como siempre, esto es a gusto (y conclusión) del/la comensal. Y solo probando esta tapita llegarás a conocer qué sabores tiene para ti.
  ¿Te apetece? Pues aprovéchate y llévate este libro ahora por solo 1,49 € (en su versión en ebook, solo en Amazon y solo hasta el 15 de julio, aquí: http://www.amazon.es/dp/B00G9019E6), o por 9,43 € en su versión en papel (http://amzn.to/1Saqbwf).
  Si quieres conocer otros puntos de venta, o más acerca de la novela, el menú completo lo tienes aquí:  http://elisafrentealmar.blogspot.com.es/
    Buen provecho.

Be happy (total , pá lo que vamos a estar aquí...)


lunes, 6 de julio de 2015

GRACIAS POR ESTAR AL OTRO LADO DE LAS PÁGINAS

A MIS LECTORXS: 
GRACIAS, MIL GRACIAS.





  Eres escritora (porque lo eres, aunque te mueras de hambre con lo que haces), y estás en casa, sola, porque la soledad es parte inherente (y, en mi caso, deseable) al oficio de escribir. Y te pasas días, semanas, meses, años escribiendo, rodeada de esa soledad. Y son demasiadas horas, y segundos, como para no darle una oportunidad a la fragilidad, a las dudas. “¿Servirá de algo lo que hago? ¿Habrá alguien ahí fuera que lo reciba con la misma pasión con la que yo lo ofrezco? ¿Le otorgará su valor? ¿Merecerá la pena?".
  Y sabes que sí, ¡claro que sí! Solo son instantes de inseguridad, como los puede tener cualquiera, en cualquiera de las disciplinas que haya elegido para invertir esos días, semanas y años. Solo es que este oficio es más dado a esa incertidumbre, ya no solo económica, sino sobre todo emocional. Cuando escribes, das, y a veces no sabéis hasta qué punto. Yo estoy en mis novelas, en todas y cada una de ellas. Estoy repartida entre Sara, Maca, Ana, Cate, Micaela, Elisa, Nuria, Valeria... Os doy incluso a parte de mis amigxs, de mi familia (ese Tomax de "La perfección del silencio", esa Caroline de la serie de Cate Maynes), repartiendo parte de sus físicos, de sus personalidades, en personajes que a veces tienen más de reales que de inventados. Ese Juanepi, por ejemplo, que reúne a tres amigos en su nombre, su físico y sus expresiones (ese "Merry", que le "robé" a alguien que lamentablemente ya no está entre nosotrxs).
   No os ofrezco solo historias, os ofrezco parte de mí. Y cuando inviertes tanto peso emocional, dudar es lo mínimo que puedes hacer. Esos "¿Gustará?" que me pregunto cada vez que va a salir publicado algo mío, sea una columna de opinión, un relato o una novela. Esos "Joder, ay, esto es una mierda, verás. Me van a vapulear", que te dices a ti misma o compartes con tu mujer u otra compañera en esto de escribir (y que te levanta el ánimo, igual que te toca hacerlo a ti cuando es ella la que vacila). Esas dudas, también, que te llegan desde el lado más material, y que ya conocéis: "¿Para qué seguir, si no se respeta mi trabajo?", y que más pedazos de mi desánimo está colocando a mis pies.
  Pero, pese a ello, pese a esa inseguridad emocional y económica, sigo aquí. Y sigo porque, en el fondo, sé que soy muy afortunada. Porque pese a la soledad, las dudas,  (porque lo sé, soy consciente) que mi trabajo es bien recibido de forma mayoritaria. Y tal vez muera de hambre con esto, pero desde luego el alma la tengo reventadita a saciedad. La tengo repleta de palabras tan bonitas como las que me dedican lxs receptorxs (lectoras y lectores) de este trabajo tan solitario. Palabras como estas, de una lectora, Sandra, a propósito de “Elisa frente al mar”:

"Elisa me obligó a recordar mi primer amor, ese que tanto intenté olvidar. Gracias por escribir lo que yo había intentado borrar de mi vida. Me hizo bien, mucho bien. No pude dormir esa noche, lo leí dos veces. (...) Gracias por tus bellas palabras y por crear magia en el corazón de tantas mujeres".

  Y a veces son cosas tan bonitas como esta, y otras un simple “¡Qué buen rato he pasado con tu imbécil!”. ¡Y yo feliz con ambos extremos! Feliz por tocar el corazón de algunas lectoras con Elisa y Nuria, feliz por hacerles olvidar por unas horas el mundo con Sara y Maca, y feliz porque se echen unas risas con Cate y sus cuitas. Porque ese es mi trabajo, el que he elegido (en fin, esto no es realmente así. Él me escogió a mí), y que espero seguir practicando “hasta que mueras. O hasta que muera en ti”. Mi trabajo es ofrecer horas de distracción, de emoción, de reflexión, de enfado, de tristeza, risa o llanto. Si lo logro, soy feliz. Si no, intento esforzarme para hacerlo mejor la próxima vez.
  Soy una jornalera de las letras, siempre lo he dicho. Y, como tal, experimento las alegrías, y los sinsabores, de un trabajo bien hecho o de uno que sé que debería mejorar. Y son palabras como las de esta lectora las que dan por buenas todas las dudas, toda la angustia, el puntual desánimo y hasta la precariedad. Porque no hay mayor motor, objetivo, deseo y anhelo en una escritora que llegar hasta el corazón de sus lectorxs. Soy yo la que da las gracias por que estéis ahí para recibir las mías, mis palabras, con tanta generosidad. Soy yo la que las da por tener lectoras así, se la doy a ella y a todas las que me habéis escrito a lo largo de estos escasos cuatro años que llevo al pie de la pluma. Lectoras que se toman la molestia de tomar parte de su tiempo para escribirme unas líneas tan maravillosas como esas, o a veces una línea final en un correo, hablando de otras cosas, para dejar algo claro: "Yo seguiré leyendo tus libros, que por cierto los compro,que no los descargo." 
  Gracias, así, por estar al otro lado de las páginas, por invalidar todas las dudas. Por hacer que merezca la pena tanta soledad, tanta precariedad.
   Gracias mil.



miércoles, 1 de julio de 2015

"ELISA FRENTE AL MAR", A MITAD DE PRECIO

EN SU VERSIÓN EBOOK, EN AMAZON



  A partir de hoy, y hasta el 15 de julio, Elisa frente al mar, en su versión digital en Amazon, estará rebajado al 50%. Este descuento solo se aplicará en las páginas de Amazon.com, Amazon.es y Amazon.mx:

Amazon España: http://www.amazon.es/dp/B00G9019E6 (1,49 €).
Amazon Internacional: http://www.amazon.com/dp/B00G9019E6 (1,67 $).
Amazon México: http://www.amazon.com.mx/dp/B00G9019E6 (23.00 $).

  Ahora que estamos inmersxs en plena celebración del Orgullo,no está de más recordar las consecuencias de un mundo sin derechos y libertad, propia y ajena, de una voluntad plegada a la heteronorma y las apariencias.

  «Dos mujeres se reencuentran en lo alto de un acantilado tras dieciocho años de ausencia. El pasado que une a estas dos mujeres, Nuria y Elisa, está construido a base de amor, renuncia y dolor. Su reencuentro significará el retorno a ese pasado perdido, a su adolescencia, su relación y las personas que dejaron atrás.
  En “Elisa frente al mar” las vidas de sus personajes se ven sacudidas por fuerzas sobre las que no tienen control. La inseguridad de la adolescencia da paso al miedo, a años desperdiciados en la lucha contra la duda y los cánones establecidos.
  Una historia en la que el infinito deseo de encontrar su lugar en el mundo enfrenta a sus protagonistas a un carrusel de incertidumbre, intolerancia y dolor.

  Sé que me has querido por encima de mí misma, de ti misma, y lo que eso te ha hecho. Toda mi vida he intentado ser lo que otros creían que debía ser. (…) He cometido tantos errores y tú has pagado por la mayor parte de ellos.
  Elisa
                                                                                                                
  Estoy hecha de todos los reproches nacidos de las palabras que nunca pronuncié, de las cosas que nunca hice. Y, finalmente, de las que consentí.
Nuria.