La Pluma y la Espuma. Blog de la escritora Clara Asunción García

Si hay un mar, un libro o una cerveza cerca, soy feliz. Si estoy acompañada cuando eso sucede, lo soy aún más.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

HACE MUCHO TIEMPO...

EN UNA INFANCIA MUY, MUY LEJANA...


   Es imposible explicar por qué te afecta la muerte de alguien a quien jamás conociste si nunca has sentido la necesidad de escapar de una realidad que no te gusta.
   Tal vez no sea posible hacer entender por qué le lloras a un personaje de ficción (y a la mujer tras él) que jamás existió salvo dentro de ti.
   Solo sabed que hace mucho tiempo, en una (triste) infancia muy, muy lejana, estuvo ella.
   Y fue suficiente.
   Leia me dio una infancia y un escudo contra el Lado Oscuro. Un corazón.
   Carrie Fisher, razones para estar orgullosa. 
   La eternidad es ya para ambas.



 __________________________________________

(…) «Muchos de los que nacimos a finales de los años sesenta, podemos decir que "no tuvimos infancias felices, pero tuvimos La guerra de las galaxias". En estos tiempos de videojuegos, efectos especiales que reconstruyen dinosaurios y realidades virtuales es difícil imaginar lo que aquel cuento de caballeros andantes galácticos representó. Cambió por completo nuestra imaginación y, por lo tanto, nuestra forma de mirar el mundo. Y esa revolución es imposible de comprender sin la princesa Leia (…)».





2 comentarios:

  1. Es triste decir adiós a nuestra princesa Leia. Esta entrada es un bonito detalle por tu parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que la pobre Carrie estaría harta, pero no todo el mundo puede decir que ha pasado al imaginario colectivo de varias generaciones.
      Personalmente, para mí tiene un lugar fundamental en mi memoria sentimental...

      Eliminar