La Pluma y la Espuma. Blog de la escritora Clara Asunción García

Si hay un mar, un libro o una cerveza cerca, soy feliz. Si estoy acompañada cuando eso sucede, lo soy aún más.

lunes, 21 de septiembre de 2015

ESCRITORA TRABAJANDO. NO MOLESTAR, GRUÑE

LAS TRIBULACIONES DE UNA ESCRITORA CORRIGIENDO GALERADAS



 Si algún día alguien os dice: "Huy, lxs escritorxs, qué vida se pegan. Se limitan a estar sentaditxs delante de un ordenador y ya lo tienen todo hecho", por favor, decidle de parte de una de esxs escritorxs que la última vez que vi el sol fue hace una semana, y que sé que ayer fue domingo y antes de ayer sábado porque me lo acaba de decir esta mañana mi señora, cuando la he visto levantarse tempranito y disponerse a salir por la puerta, con un esclarecedor diálogo:
  —¿Adónde vas? —le he preguntado, extrañada.
  —¿Pues a dónde va a ser, pijo? —ha respondido, muy en su línea, ella—. ¡A trabajar!
  —¿Un sábado?
  —Hoy no es sábado, hija.
  —¡Hostia!, ¿ya es domingo?
  —No, lunes.
  —¡¿Lunes?!
  Y ahí ha sido cuando me he dado cuenta de que me gustaría dejar constancia de que NO nos limitamos a sentarnos delante de un ordenador y "ya está". Que muchxs trabajamos como burrxs, y sentimos una enorme responsabilidad hacia nuestrxs lectorxs, hacia la gente que confía en nuestro trabajo, que apuesta por él.
  Y que si vuelvo a soñar UNA VEZ MÁS con cabos sueltos, meteduras de pata, errores en la línea temporal, incongruencias, falta de ritmo, incoherencia argumental, fallos garrafales y demás, me pillo billete para el próximo viaje a Marte.
 He dicho.

  P.d.: ¿Alguien tiene unos ojos de repuesto, por cierto?


4 comentarios:

  1. Visto en perspectiva parece la tira de un electrocardiograma pero mucho más difícil de interpretar jeje
    Bona nit!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, para infarto de miocardio estoy yo, te lo aseguro. Gracias,Rosa. ;O)

      Eliminar
  2. Así es... pero cambiaría todo por ese tipo de estrés, sumergida en los laberintos de mi mente y secuestrada por los personajes. Sigue adelante, Clara, los días perdidos se recuperan si fueron productivos ;)
    Un abrazo desde Chile!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, así es. Es un sufrimiento maravilloso, que no cambiaría por nada del mundo. :O)

      Gracias y otro abrazo desde aquí.

      Eliminar